Categories Menu

Publicado | 0 comentarios

El RACE ha atendido en verano a una media de más de 2.000 averías mecánicas al día

El RACE ha atendido en verano a una media de más de 2.000 averías mecánicas al día

averia vehiculoLas averías mecánicas siguen siendo un problema para muchos conductores. Desde que arrancó el periodo de verano en julio y hasta el 15 de agosto, el RACE ha realizado casi 100.000 asistencias mecánicas en carretera, lo que supone un aumento del 1,2% respecto al mismo periodo de 2015.

El calor, y la falta de mantenimiento, unido al esfuerzo al que se somete el vehículo durante los desplazamientos, provocan un aumento del riesgo de avería, por lo que una revisión y un chequeo de los elementos básicos como los líquidos, neumáticos y batería mejorarán el rendimiento y la seguridad del vehículo. Ante la operación retorno, en la que millones de automovilistas se concentrarán en las carreteras españolas, el Club recomienda revisar el coche, planificar la ruta y estar atentos a las circunstancias del tráfico para un regreso sin problemas.

En lo que llevamos de verano de 2016 (mes de julio y hasta el 15 de agosto), el RACE ha ayudado a casi 100.000 conductores, que han solicitado la presencia de la asistencia por una avería mecánica. Este dato supone un ligero incremento del 1,2% respecto al mismo periodo del año anterior. Aunque los motivos de solicitar la ayuda de un vehículo del RACE siguen siendo los relacionados con la batería, los neumáticos, fallos de motor y accidentes de tráfico, el Barómetro de Averías en Carretera, puesto en marcha en 2014, ha detectado un aumento de los problemas relacionados con el calor, con el uso intensivo del vehículo y con la falta de mantenimiento. Una revisión periódica, siguiendo las recomendaciones que marca el fabricante, reducirían el riesgo de sufrir un desfallecimiento mecánico en carretera.

En agosto, los problemas mecánicos aumentan
Si analizamos las averías por periodos, en lo que llevamos de mes de agosto, con datos hasta el día 15, observamos un incremento de los problemas mecánicos respecto al mismo periodo de 2015, con un 5,1% más. En total, durante los primeros 15 días de mes se han producido 31.231 averías que han necesitado de una asistencia en carretera.

Por otra parte, y analizando datos del Barómetro de Averías, cabe destacar que, en estos quince días de agosto, han sido casi 1.500 los conductores que se han equivocado a la hora de echar el carburante en un repostaje, debiendo llamar a la asistencia. En este sentido, es importante recordar que, ante un caso así, nunca se debe mover el coche, ni siquiera introducir la llave de contacto, para evitar daños en el circuito y en la bomba de la gasolina.

La importancia de revisar los niveles
Antes de iniciar un viaje, es muy importante revisar los niveles de líquidos, y si es preciso, rellenarlos hasta las marcas indicadas por el fabricante. Según los datos de averías, los problemas relacionados con el líquido del testigo de frenos han aumentado un 34%, y con el líquido del embrague un 40%. Obviamente, hay niveles que pueden comprobarse con mayor facilidad, como el refrigerante, aceite, frenos o limpiaparabrisas, y otros que requieren una revisión profesional, pero solo con una medición correcta en cualquiera de los casos estaremos evitando problemas mayores.

También es importante comprobar el dibujo y profundidad de los neumáticos, incluido el de repuesto. Según los datos del Barómetro del RACE, durante los 45 días analizados este verano más de 500 conductores han querido utilizar su rueda de repuesto ante un pinchazo o reventón, y no han podido debido a su mal estado, por lo que han necesitado de la ayuda técnica. Y de igual manera pasa con otros elementos, que requieren ser verificados, como los discos de frenos, una grave causa de avería que ha aumentado un 11% respecto al 2015. El mantenimiento de un vehículo no solo mejora su fiabilidad, también hace que en caso de incidente, responda con eficacia, mejorando la seguridad de sus ocupantes y del resto de vehículos.

Antes de iniciar un viaje hay que verificar que llevamos algunos elementos necesarios en caso de avería como linterna, juego de lámparas, gato, tuerca de seguridad y llave ante un posible pinchazo (y sus herramientas), triángulos de pre-señalización de peligro, chaleco reflectante y, por supuesto, el teléfono de contacto de la asistencia en viaje. Una avería en carretera supone un problema y un riesgo, tanto para el conductor como para los ocupantes durante el viaje. Si debe parar, hágalo con seguridad.

Fuente: canalneumatico.com

Publica una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *